Mostrando las entradas con la etiqueta Divagando en el Bosque. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Divagando en el Bosque. Mostrar todas las entradas

Piratear o no piratear, he ahí el dilema

25.4.16


Leo mucho y muy rápido. O al menos solía hacerlo, antes de que la meta de mi vida actual se volviera convertirme en FrontEnt en seis meses. Pero bueno, lo dejaré en que leo y en que no soy una persona quisquillosa con el formato. Me gustan los libros en papel tanto como los digitales, por las posibilidades que ofrece cada uno.

Entonces, compro libros en papel y en digital. Pero de este último, también pirateo.
¿O sea que estás a favor del pirateo?, me dirán ustedes. Depende, debería contestarles yo.

Concibo el pirateo en su versión más altruista, la de compartir por la libertad de información. Para alguien que vive en el culo del mundo, es de agradecer que alguien me facilite epubs de libros que quiero leer y que acá llegarán en un tiempo indeterminado después de su lanzamiento en Europa. Y México. Y el resto de Latinoamérica. Y ni eso es garantía de que ese libro en particular (o esa saga) lleguen a Chile.

Por poner un ejemplo: La Selección de Kiera Kass se publicó el 2012, mismo año en que se publicó en español y otros idiomas para Europa. Hubieron otras ediciones por el 2014 y 2015 pero, ¿saben cuándo llego a Chile? ¡¡FEBRERO 2016!! O sea, si yo hubiera querido leer La Selección, habría tenido que esperar todos estos años para poder conseguir el libro (en el caso de no poder comprarlo en el extranjero, cosa que le pasa a mucha gente acá).

También avalo el pirateo en caso de pobreza. Si el libro que quieres leer no está en tu biblioteca local y ya preguntaste si tus amigos lo tienen y te lo pueden prestar y no tienes el dinero para comprarlo, yo piratearía. En digital, por supuesto, por lo de la información libre y blablabla.

Casos en los que me opongo a la piratería: libros piratas impresos. ¿Por qué? Porque si yo pirateo en digital, no le estoy pagando a nadie, por lo tanto, no implica ninguna venta o lucro. Si yo le compro un libro pirata impreso a alguien, significa que ayudo a esa persona a lucrar con algo que no es suyo. Y eventualmente, el dinero que me gaste en ese libro pirata, puedo guardarlo, juntar un poco más y puedo comprarme ese libro que quiero.

Podría decirse también que uso la piratería para decidir. Con tantos libros publicándose a la vez, y con las ganas de leer tantos de ellos, ¿por cuál me decido? Así, los leo en digital, y los que quiero en verdad (que son la mayoría) los pongo en mi lista de POR COMPRAR. Soy más lenta a la hora de comprarlos, pero lo hago.

¿Ustedes piratean o compran todo lo que leen? Y si piratean, ¿lo hacen en físico o digital? ¿y por qué lo hacen?

Violentamente Afortunada

11.4.16

Laura Makabresku

Hace unos días, buscando unos libros para Azul de La Bestia Caótica, me topé con una lista de libros feministas, donde se encontraba Afortunada de Alice Sebold. Sin saber de que se trataba, lo descargué e ilusamente lo abrí, pensando en sólo darle una ojeada, ya que eran las 3 de la madrugada y quería irme a dormir pronto.

Craso error. Me quedé pegada a las páginas del libro, mitad horrorizada y mitad angustiada por lo que la autora nos cuenta en sus páginas. Cuando busque, me di cuenta de que eran las vivencias de la misma autora, que fue violada al final de su primer año universitario.

En el túnel donde me violaron... una chica había sido asesinada y descuartizada. La policía me contó su caso. A su lado, me dijeron, yo había sido afortunada.
Sin embargo, en aquel momento me pareció que tenía más en común con la chica asesinada que con los corpulentos y fornidos agentes de policía o con mis perplejas amigas de la universidad. La chica asesinada y yo habíamos estado en el mismo lugar subterráneo. Habíamos yacido entre hojas muertas y botellas de cerveza rotas.

Ella describe todo de manera muy gráfica y su relato es de una crudeza sobrecogedora, al ver que este hecho traumatizante la aísla de lo que había sido su mundo hasta ese momento. La hace plantearse muchas cosas y la brecha que se abre entre ella y su familia o entre ella y el resto del mundo cuando se enteran de lo que ha sucedido, es angustiante. Sufre de un cierto "rechazo" instintivo de parte de otras personas, al ver lo que le ha sucedido y tener la valentía de volver a la universidad, sabiendo que su agresor está por ahí.

Yo me decía que ella había sido muy valiente al contar su experiencia y afortunada al tener el respaldo para revivirla y publicarla. Pero cuando vi los comentarios de Goodreads, me di cuenta de que se la sigue violentando, rechazando. ¿Está mal que ella quiera publicar su experiencia? ¿Es violento que ella desee hacer una catarsis y un llamado, una advertencia, contando su violación? Sí, el contenido es fuerte. Es tan fuerte como cualquier otro acto de violencia que se puede cometer contra otra persona.

Entonces, ¿por qué la falta de empatía o el rechazo? Los libros obviamente son para disfrutar y visitar otros mundos, pero vivimos en este. Y cerrar los ojos a cosas que pasan todos los días, distanciarnos de la violencia y no empatizar con el dolor y el trauma de otro ser humano, nos hace más fríos y nos quita un pedacito de humanidad que a veces hace tanta falta para mirar a otra persona a los ojos y decir estoy junto a ti.

Instinto Lector

28.3.16

créditos imagen

Siempre he pensado que existe el Instinto Lector, ese sexto sentido que los lectores desarrollan luego de muchos años de lectura. Sentido que te permite escoger libros sobre los que no sabes nada y que de todas maneras, estás segura de que te gustarán. Puedes leer las contraportadas y comprar un libro en base a eso, sabiendo que tanto amarás el libro, le das oportunidades a libros horrendos sólo porque una corazonada te dice que ESE libro es especial.

Yo no le había dado mucha importancia a mi instinto lector en mi adolescencia, porque por lo general sólo lo usaba para pedir libros en la biblioteca. Pero ahora que ya soy grande, puedo decir que es algo muy útil, como cuando tienes un presupuesto limitado y tienes muchas opciones de libros por comprar. Muy pocas veces mi instinto me ha fallado e intento cultivarlo, poniéndolo en práctica cada vez que puedo.

Creo que también me ha servido para saber que leer en otros ámbitos, por ejemplo, para seguir blogs. Antes leía cualquier cosa, ahora soy un poco más busquilla y no me quedo en blogs en los que mi instinto me dice que no me gustarán, porque ahora mi tiempo es más bien escaso.

Igual podrían ignorar todo esto y decir: Tú estás bien loca, ¿qué eso eso del instinto lector? Pero eso es lo que siento y es mi manera de denominarlo. ¿Ustedes creen en el instinto lector? ¿Lo tienen, cómo lo denominan? O por el contrario, ¿tienen problemas a la hora de escoger libros de la nada?

Diferencias entre terror y horror

22.10.15


Cuando decidí hacer este especial de autoras de horror y terror, lo hice por varios motivos, entre los que destacan el nulo conocimiento que tenía sobre las autoras del género y que, después de mirar aquí y allá, no veía a autoras siendo destacadas.

El miedo es una de las emociones más antiguas y poderosas de la humanidad, y el miedo más antiguo y poderoso es el temor a lo desconocido.

El horror sobrenatural en la literatura - H. P. Lovecraft


Lo que si descubrí, es que le horror y el terror tenían ligeras diferencias, muy sutiles, que pasaban del tener una letra diferente en cada palabra. Después de mucho leer (y que la gente no se pusiera muy de acuerdo en CUALES eran exactamente esas diferencias), puedo decir que:

El terror es un género basado en el miedo, que puede ser visceral y activa la sensación de peligro en nuestro sistema y la permanente sensación de huir de lo que nos pone en peligro. El terror, eso sí, tiene una explicación racional, es decir, corresponde a hechos que pueden ser cotidianos o "del mundo real". Un asesino, por ejemplo, o una enfermedad letal.


En cambio, el horror apela a nuestra capacidad de asombrarnos (de manera negativa) y las sensaciones de repulsión y pavor ante algo desconocido. Aquí es donde entra el terreno de lo sobrenatural. ¿Fantasmas, monstruos ocultos bajo nuestras camas y hombres lobo? Totalmente entran en el horror. De todas maneras, el miedo y el peligro pueden estar presentes en el horror, pero no son su base principal.


De todas formas, terror y horror se mezclan en variadas ocasiones, tanto en el cine como en la literatura y tratar de separarlos es muy complejo. Yo misma hice una reseña hace poco, Apocalipsis de Stephen King, en el que podría definirlo como terror por su comienzo y desarrollo del libro. Pero a medida que avanza, se transforma en una novela de horror y al final, ya ambos conceptos están mezclados para generar una novela exquisita. 

Después de analizar lo que anteriormente les contaba, yo me quedé pensando: ¿Qué es lo que nos lleva a leer terror y horror, si son algo que genera emociones "negativas"? A mí al menos me provoca curiosidad y yo leo libros de estas temáticas porque me gusta la sensación de misterio y la adrenalina que esto conlleva. 

¿Y a ustedes, qué los lleva a leer libros de horror y terror?

La Experiencia de Leer

13.8.14


Usualmente compartimos entre nosotros nuestras opiniones sobre libros ―si nos gusta, si está bien escrito, si los personajes son bien construidos, su evolución o si el libro tiene lindas portadas― pero no la experiencia misma de leer.

En una reseña podríamos poner cual libro nos hizo llorar o reír, o que lo odiamos por completo. Pero no pasa de eso porque estamos centrados en el libro más que en nosotros mismo. Entonces, ¿cuál es mi experiencia de leer? Me quedé pensando y decidí que tenía muchas ganas de compartir mi experiencia, como es mí día a día con un libro en mis manos.

Un libro es un universo, un mundo. Uno puede perderse en ellos, evadirse del mundo o, por otra parte, complementar su día a día con ellos, ser un viajero entre dos realidades. Como soy una lectora rápida, que no equivale que no comprenda lo que leo o que lo olvide fácilmente, devoro muchos libros semanalmente. A veces más de lo que debería y a veces muchos menos de los que me gustaría.

Tengo la capacidad de ir leyendo y aunque vaya en una línea, mi cerebro ya está registrando la siguiente, quizás por esa razón leo tan rápido. Pero debido a esto y a mi sinestesia, la experiencia de leer se vuelve una cosa exquisita.  Es como ver una película en tu cerebro, que se desarrolla a medida que las palabras se van uniendo. Sientes el olor de los bosques, el choque de las espadas de una batalla, la brisa del mar, la angustiante sensación de claustrofobia de encontrarte en una noche oscura huyendo de unos pasos que te siguen y el delicioso olor de un pastel recién horneado. ¡Y los colores! es como tener un dispositivo de HD todo el tiempo en la cabeza. No hay nada más satisfactorio además, el encontrar una historia oculta tras el libro que estás leyendo, eso que el autor puso ahí como un tesoro secreto para que los lectores podamos encontrarlo.

Y así, casi sin querer, me veo terminando un libro maravilloso en una tarde. Y varios durante una semana. A alguna gente esto les parece una especie de crimen, como si la velocidad de una lectura determinara los niveles de disfrute de un libro. Aunque no siempre alcanzo esos niveles de lectura. Hay días (como hoy, por ejemplo), en que me siento desganada, o como si mi mente flotara y no me puedo concentrar lo suficiente, por lo que los libros se quedan apartados porque la magia de leer no funciona.

También soy adicta a parar en medio de una lectura para releer una cita que me guste y suelo anotarlas en mi Evernote o en Goodreads, porque soy una loca con el hecho de no rayar los libros. A lo más, soporto dedicatoria del autor o de la persona que me lo regaló. No uso post-it ni nada de eso, nunca me ha llamado la atención de llenar un libro con notitas de colores.

En fin, esa es más o menos mi experiencia de leer. Sé que me estoy dejando muchas cosas fuera pero es básicamente lo que siento al leer y lo que hago mientras leo.


Y ustedes ¿cómo es su experiencia de leer?